domingo, 5 de julio de 2009

Emprendimiento es lo que necesito ahora!!!

Yo si decía que la cultura emprendedora no tenía que ver necesariamente con montar negocio propio...

"La conciencia emprendedora no tiene conexión con signos monetarios. Lo entiendo más bien como el hombre o la mujer que transforma, el que crea, el que cuestiona, el que sube cuando la lógica indica que debería bajar, el que empuja cuando todos aflojan, el que vive la independencia de sus actos, el que se atreve a ser diferente, el que grita cuando el silencio es la norma, el que sabe que es imposible conocer el todo sin conocer las partes y viceversa, el que arriesga en sus búsquedas, el que tiene noción del fenómeno de la complejidad y la incertidumbre, el que sabe que la acción y la reflexión problematizadora van de la mano, el que vive y no sólo sabe de libros, el que aplica la inteligencia general y relacionadora en casi todos sus actos, el que equilibra la razón sensible y la razón racionalista, el que entiende la información y el conocimiento como medios y no como fines en sí mismos, el que imagina dimensiones distintas de la realidad, el que no excluye ningún saber, tradición, cultura ni religión por más ajena a la propia e inmediata…"

Esto debería venir en un manual para comprender a los emprendedores, contagiarnos de ellos y saber cuándo nos hace falta un poco de su osadía

Tomado de aquí
Emprendimiento es lo que yo necesito cultivar ahora con estos últimos meses académicos!

6 comentarios:

Jr. dijo...

hmmmm, pues yo no diría que los emprendedores no siguen su lógica, pero en todo caso muy bueno el texto. Desde acá estoy haciendo votos para que tu emprendedurismo salga a flote en este desafío académico que vas a encarar... Un besote y ya me estaban haciendo mucha falta tus entradas!

Lucho

Esteban Dublín dijo...

Sandra, hoy, luego de mucho tiempo, tu cuento está publicado en mi blog. Me he tomado algunas licencias con respecto al idioma para enriquecer el cuento que espero no te molesten.

Gracias por la confianza y por dejarme tu nombre a cambio de un cuento.

Esteban Dublín dijo...

¡Hola, Sandra! Tu cuento ya está publicado. Te espero por allá.

Un abrazo.

jprpower104 dijo...

Hola he leido practicamente todo su blog en que un dia??, pero bueno realmente buscaba era la forma de contactarla, voy a REIMS y no conosco un colombiano ni a nadie, ademas no hablo frances, y muy regular el ingles..., esto esta de los pelos porque me voy por tres meses a REIMS de intercambio de estudios, soy de cali como tu, pero aqui hago un PhD en Ing Electronica, y pues mi co-tutor es frances y cree que voy a tener una buena experiencia en francia, pero como te digo podrias realcionarme un poco por alla??? llego a la Cite Gerard Phillipie, y estare en el CReSTiC de la URCA... mi correo es jprpower104@hotmail.com, espero tu respuesta sandra...un beso

madame web dijo...

HOla:
hasta hoy veo tu comentario en mi blog.
EL carnaval fue declarado patrimonio de la nacion por el congreso de la republica, pero esto no fue mas que un saludo a la bandera.
Toco hacer el proceso de nominacion como bien de interes cultural ante el comite de monumentos del ministerio de cultura para que fuera incluido en la lista tentativa que se envia a la UNESCO. Luego de que eso estuvo listo se inicio el camino para la nominacion por parte de la UNESCO. Se realizo un expediente de 20 paginas, con un video de 10 minutos, 10 fotos principales y 20 fotos anexas.
Del 28 al 2 de octubre se reune el comite general de la UNESCO para otorgar las nominaciones.
Por parte de colombia tambien se presento la semana santa en popayan.

Un saludo

Juanito Efectivo dijo...

Está muy bacana esta entrada. Hay una película que me gustó mucho en la que hablan de mirar a la derecha cuando todos miran a la izquierda. Esa movida se llama: Kansas City Shuffle y sirve para vengarse, para matar o simplemente para vivir el día a día sin descartar la posibilidad de apostarlo todo para comprarse una casa con jardín y dejar de vivir en un apartaestudio de 3 metros incluso a sabiendas de que el arrojo lo puede llevar a vivir debajo de un puente.
Se llama Lucky Number Slevin.